5 Consejos para Importar y Exportar con Incentivos



La Ley 84-99 de Incentivos al negocio y las empresas exportadoras puede ser la mejor opción para muchos productores y fabricantes que se dedican a exportar en el comercio internacional. 



La Ley 84-99, con el objetivo de reactivar y fomentar las exportaciones, fue promulgada en 6 de agosto de 1999. 

Utiliza tres mecanismos aduaneros de aplicación, el de reintegro, compensación y admisión temporal.  El mecanismo más usado es el de Admisión Temporal, el cual permite importar materias primas a territorio aduanero dominicano, con la suspensión de los derechos e impuestos arancelarios; siempre y cuando estas materias primas sean transformadas en productos final que sean reexportadas en un plazo no mayor de 18 meses.

Algunos se preguntan ¿Cómo puedo tener éxito usando esta Ley? ¿Cómo maximizar los beneficios de incentivos que ofrece la Ley?.

Es aconsejable tomar en consideración ciertos factores, tales como:

·   Realizar siempre las operaciones aduanales de importación y exportación acorde a los procedimientos establecidos por el Departamento de Admisión Temporal de la Dirección General de Aduanas (DGA) y el Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana (CEI-RD).
·   Antes de llegar el producto de materias primas importado para ser declarada bajo el Régimen de Admisión Temporal, debe asegúrarse que la empresa tiene balance disponible, de lo contrario, solicite con tiempo.
·     Cumplir plenamente los Artículos de la Ley de Incentivos; sobre todo cuando establece que se prohíbe vender en el mercado local las materias primas importadas y los productos elaborados con ellas.
·    Tener continuamente presente, que la Ley otorga 18 meses de plazo para que la materia prima importada sea  procesada, transformada en producto final y luego exportarla.
·       Practique como mandamiento el Artículo No. 52 del Reglamento de Aplicación de la Ley.  Cito: “Las personas físicas o morales que se acojan a los beneficios de la Ley, se obligan a conservar los libros de contabilidad, libros y registros especiales, recibos o comprobantes de pagos o cualquier documento relacionado con la adquisición, venta, inventario, producción, transportación, embalaje y embarque, relativos a las actividades de exportación desarrolladas al amparo de dicha Ley”.

Con estas recomendaciones básicas y un buen plan de exportación se pronosta éxitos en la aplicación y utilización de los beneficios fiscales que ofrece este mecanismo de incentivos a la producción y exportación de mercancías.

Comentarios